Seleccionar página

Debido a quebrantos de salud nuestro guía espiritual el Padre Cecilio Alfonso Prada, tuvo que ser remitido a un centro asistencial en la ciudad de Bucaramanga. Al parecer un problema cardiaco puso en riesgo la vida del párroco de Onzaga, quien viene adelantando la orientación espiritual y grandes labores con obras para la casa cural, el cementerio local y las capillas en algunos corregimientos.

Las apretadas agendas y continuas  jornadas   para cumplirle a las comunidades rurales y urbana  producen un desgaste que aunado a su edad sacrifica al titular de la parroquia Inmaculada Concepción  y santuario del señor de los Milagros de Onzaga.

Los Feligreses  de este  Municipio han dispuesto una cadena de oración abogando por el restablecimiento de la salud y pronto regreso del sacerdote, para que pueda incorporarse a sus labores cotidianas y que pueda llevar a feliz término las metas que se ha trazado en beneficio de esta comunidad.